previous arrow
next arrow
Slider

EL ESTADO DE SITIO

Albert Camus

La sociedad en causa

La peste ha llegado para quedarse a nuestra ciudad. El silencio lo invade todo. ¿Qué es la Peste? El estado de sitio es un texto que Albert Camus escribe entre 1947 y 1948. En su primera indicación ya nos avisa que no tiene nada que ver con su novela La Peste, aunque las coincidencias no son pocas. 
Reflexionamos sobre cómo nos relacionamos, como el poder y los poderes siempre atacan a la población más vulnerable. Y cómo solo hay una salida ante este tipo de situaciones. El amor. El amor fraternal entre las personas y las naciones. 

Albert Camus nos dejó un tesoro como legado.
Ahora nosotros lo convertimos en experiencia.

CRÍTICA

Algunas declaraciones que llegaron a nuestra ciudad sitiada tras salir de ella.

César Barló sigue adentrándose en apuestas arriesgadas, con textos complejos como el anterior
de Koltés, y sigue logrando resultados bastante satisfactorios gracias a un equipo de trabajo con el que consigue internarse en procesos de creación que no dejan indiferente.

Iván Alvarado

El mundo obrero

A Cesar Barló parece no gustarle lo fácil, indagar en la naturaleza humana es complejo y lo hace de forma valiente y atrevida. El resultado debe valorarlo cada un@, aunque lo que está claro, es que hay mucha verdad en esta propuesta.

Estrella Savirón

A Golpe de Efecto

César Barló nos ofrece un montaje lleno de vitalidad, una función que juega con todos los elementos que Camus utilizó para, desde la farsa, el esperpento, la alegoría, el drama y el cinismo, arrojarnos un cruento retrato del poder y del indefenso ciudadano (aunque muchas veces igual de corrupto que el poder).

Jesús Falcón

El lobo estepario

El trabajo interpretativo de la primera mitad de la obra en el que actúan física, vocal, espacial y emocionalmente como un todo, resulta una de las características más sobresalientes de esta obra, ejecutado de manera soberbia.

Raquel Jiménez

Revista Zenda

Nuestra dramaturgia

Después de cuatro meses de investigación escénica, cuatro meses de cuarentena en el espacio madrileño La Puerta Estrecha, llegamos a la propuesta que entendimos interesante mostrar al público. 

Albert Camus nos dejó un tesoro como legado. Su indicación inicial en la que nos instaba a que se utilizasen todos los tipos de representación existentes y todos los géneros teatrales fue una de las claves. El público se convirtió en una parte viva de nuestra experiencia, donde La Peste puede ser cualquiera de nosotras.

Descarga el texto